INICIO QUIENES SOMOS LOCALIZACIÓN CONTACTO
Abogado
NOTICIAS BLOG
Intimación de Pago

La falta de pago del alquiler o renta de la finca

arrendada implica el incumplimiento de una de

las obligaciones principales del arrendatario

(Pago de Alquiler o Renta) pero a los efectos

legales el mal pagador, no es quien no abona o

ha dejado de abonar el alquiler, sino que se

requiere, también, que haya sido constituido en

mora mediante la intimación de pago.


El artículo 55 del Decreto Ley 14.219 establece

que se considera incurso en mora el arrendatario

que no pague el alquiler o renta dentro de los

diez días hábiles inmediato siguientes a la

intimación. Significa que practicada la intimación

de pago por el Alguacil del Juzgado, el

arrendatario dispondrá de un plazo de 10 días

hábiles para efectuar el pago, esta intimación de

pago debe ser necesariamente judicial.


La intimación de pago puede formularse no solo

únicamente respecto del pago del alquiler o

renta, también cuando el propietario haya

pagado dos o más meses de tributos

municipales, consumos y otros cuyo pago se

haya establecido expresamente en la Ley o en el

contrato a cargo del arrendatario. La deuda será

indivisible con el alquiler y su falta de pago tiene

las mismas consecuencias que la falta de pago

del alquiler.


Si el inquilino deja transcurrir los 10 días hábiles

siguientes a la intimación incurre en mora y el

arrendador podrá iniciarle el correspondiente

proceso de desalojo por mal pagador.


 

 

 

 

 



NUESTRA OFICINA LLAMANOS ESCRIBENOS
Washington 267
Montevideo Uruguay
09880 0227 dr.almeidagarcia@abogadodefamilia.com.uy
Abogado de Familia © 2017 Todos Los Derechos Reservados
Politica de Privacidad Aviso Legal